Ejemplos de mis últimas publicaciones en ‘Sport’

Reportaje sobre Arda Turan 1 – Sport

Reportaje sobre Arda Turan 2 – Sport

Cobertura trofeo Joan Gamper 1 – Sport

Cobertura trofeo Joan Gamper 2 – Sport

Noticia sobre Piqué 1 – Sport

Noticia sobre Piqué 2 – Sport

Rueda de prensa Luis Enrique 1 – Sport

Rueda de prensa Luis Enrique 2 – Sport

Así fue el primer debate entre Laporta, Benedito y Freixa

La cantera hace de oro al Barça

Gerard: “Puede ser que algún chaval tenga que ir a Bilbao”

Bartra: “Tengo muchas ganas de sacarme la espinita”

Reunión en el FC Barcelona para definir la portería

Los hosteleros de Madrid y el himno de España, los más perjudicados

Probablemente se escuchará la mayor pitada de la historia

Probablemente se escuchará la mayor pitada de la historia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El próximo 30 de mayo tendrá lugar la final de la Copa del Rey de fútbol entre el FC Barcelona y el Athletic Club. La norma no escrita es que un partido de estas características se juegue en campo neutral y que ambas partes deban desplazarse aproximadamente los mismos kilómetros; sin embargo, como casi siempre, el dinero tira más.

Los dos clubes solicitaron que la final se jugara en el Santiago Bernabéu. Una petición muy lógica dado que de Barcelona a Madrid hay 622km y de Bilbao a la capital española 398km. Aceptamos barco. Pero lo más importante es que tiene capacidad para 81.044 personas, el segundo estadio más grande de España, y a la FEF le interesa hacer caja.

Pero claro, cómo iban los reyes del señorío a aceptar tal oferta… Hubiera sido una gran opción para la ciudad en cuanto al sector de la hostelería se refiere, pero que la capital de España se tiña de camisetas rayadas y de gente que habla idiomas “extraños y minoritarios” para ellos… Eso sí que no. “¿Y si van a Cibeles a celebrar el título?”, se deben preguntar.

Así las cosas, Sevilla era la opción prioritaria para el Athletic (861km desde Bilbo y 997km desde la Ciudad Condal, tela) y Valencia para el Barça (a tan solo 350km, a diferencia de los 612km para los bilbaínos). Pero ninguno de los dos estadios reúne las condiciones que presenta el Camp Nou, con capacidad para casi 99.000 espectadores.

He ahí el interés de la FEF en el estadio azulgrana. Lo bueno de todo esto es que se repartirán las mismas localidades para cada club, por lo que el Barça (que jugará en su campo, no lo olvidemos) no debería tener mayor ventaja en ese sentido. Además, las dos aficiones, más que inteligentes, tienen muy buena relación, por lo que se prevé una final de lo más pacífica.

Eso sí, cuando suene el himno de España, En Catalunya, en el Camp Nou, repleto de catalanes y vascos… La pitada va a ser monumental. Más vale que pongan una canción de Shakira. ¿Y si ese día proclamamos la independencia vascos y catalanes de forma unilateral? De paso, que se sumen los gallegos. Para algo todos sabemos mínimo dos idiomas.

Ahí lo dejo.

Seguiré diciendo “te quiero” antes de coger un avión

Mirant al cel per Germanwings

Mirant al cel per Germanwings

A mi entorno le parece una soberana gilipollez que, el día antes de coger un avión, me despida (de alguna forma) de ellos.

– “Te quiero, por si se cae el avión o algo”.

– “¿Pero qué dices? Estás loca. ¡Si es más seguro que un coche!”.

Sí, ya. Bien es cierto que hay más probabilidades de morir cualquier día caminando por la calle que en un accidente de avión. Pero mi temor a esas máquinas de matar con alas ha sido infundado por el mundo del cine, la mala suerte en el “sorteo” de asientos y las turbulencias.

Por si fuera poco, que por 50€ puedas ir y volver de Santiago de Compostela a Barcelona, por ejemplo, no es que tranquilice mucho. Un descenso de 1000 metros al minuto en caída libre durante 8 minutos cuando el avión había alcanzado la llamada velocidad de crucero. Terrorífico.

Los protocolos y las obligaciones de las compañías aéreas en temas de seguridad son las mismas tanto para las líneas low cost como para las tradicionales o de más prestigio. Pero es que ya no se salvan ni los reyes de la ingeniería.

Si hace unos días estábamos consternados por el atentado en el museo del Bardo de Túnez, en el que escuchamos historias tan tristes como la de los hijos que les habían regalado un viaje en crucero a sus padres, que celebraban sus bodas de oro y nunca habían salido de España…

No puedo ni hablar de la tristeza, desolación y dolor que pueden sentir, no solo los familiares, amigos e incluso los jefes que enviaron a sus empleados a Dusseldorf, sino las vidas rotas de los familiares de esos tres bebés y de los 16 jóvenes alemanes de intercambio que habían pasado (probablemente) la mejor semana de su corta vida en Llinars del Vallès.

Ni siquiera podrán contar si por primera vez encontraron el amor en un pueblecito de Barcelona. Simplemente por eso seguiré diciendo “te quiero” antes de coger un avión. Y que sea lo que tenga que ser. Ahí lo dejo.

Nuevo proyecto web ‘Estudia e Investiga’ para el Ajuntament de Barcelona

Home del nuevo apartado web 'Estudia e Investiga' en Barcelona

Home del nuevo apartado web ‘Estudia e Investiga’ en Barcelona

Os invito a visitar la renombrada web ‘Meet Barcelona‘ del Ajuntament de Barcelona (antes ‘Barcelona Inspira’) en la que encontraréis el apartado ‘Estudia e Investiga’. Se trata de un proyecto ya activo en el que he colaborado redactando la totalidad de contenidos, así como tweets y publicaciones para Facebook, además de contactar con fuentes, buscar imágenes, etc.

El año en blanco de los blaugrana (con permiso de la Supercopa)

Llega el momento de sentarse, reflexionar y hacer balance de la temporada. Un balance que deben realizar principalmente Josep Maria Bartomeu y Andoni Zubizarreta, quienes dan la impresión de haber ganado todos los títulos sin haber ganado nada. Los jugadores ya harán balance en sus casas, puesto que ya no tienen ni entrenador, aunque las palabras que Andrés Iniesta expresó a través de las redes sociales lo dicen todo.

Las lágrimas de Marc Bartra invitan a pensar en la enorme implicación de los jóvenes de la casa. El partido de Alexis, Mascherano y Adriano demuestran que los de fuera también sienten los colores. Y la actuación de Messi certifica que el dinero no lo es todo.

El Tata Martino dice adiós: adiós a los títulos, a la gloria y al banquillo azulgrana. Tiene parte de culpa, pero no toda. Quizás Zubizarreta debería presentar, de forma irrevocable, su dimisión. Un equipo como el FC Barcelona, con la capacidad económica que tiene, no puede sufrir las consecuencias de tener una plantilla corta, insuficiente e ineficaz.

De igual forma, el mandato del señor Bartomeu no está funcionando como debería, luego tendría que dejar atrás las ansias de poder que tienen todos los mandatarios y convocar elecciones. Si tiene que salir elegido como presidente, saldrá, pero ni siquiera sabemos si para los socios es la persona adecuada para liderar el club. Y es que donde no llega el director deportivo debe llegar el presidente.

Empiezan ya las especulaciones, movimientos y cambios de fichas. Cada uno tiene su opinión pero bajo mi punto de vista hay acciones y decisiones que tomar muy claras:

– Porteros: obviamente necesitamos dos porteros. No creo que Ter Stegen esté preparado para ser el cancerbero titular por lo que gastemos los cuartos en un portero de los de verdad. Qué bien nos iría Courtois…

– Centrales: hay que fichar dos centrales de talla Mundial (insisto en la juvetud, la garra y las ganas de David Luiz) que junto a Piqué, Bartra y Mascherano completen el centro de la zaga. Sí, Mascherano. Puede volver al centro del campo para darle un respiro a Busquets gracias a su juego más defensivo y ya está hecho a los movimientos como central.

– Laterales: podemos fichar un lateral derecho pero jamás deshacernos de Dani Alves. Vuelvo a lo mismo: no hay mejor lateral derecho en el mundo que Dani Alves. Con Adriano y Jordi Alba ya tenemos el tema solucionado.

– Centrocampistas: necesitamos a uno de garantías en el que invertir los millones que sean necesarios. Un Xavi, un director de orquesta joven y dedicado. Ya que perdimos de forma absurda a Thiago, busquemos ahora en el mercado. En cuanto a Cesc… Buena suerte, podemos ingresar una buena suma por él. No pasará lo mismo con Song pero… Ciao bambino. Lo mismo para Dos Santos. Ah, parece que Rafinha volverá.

– Delanteros: he aquí el gran debate. No vendería a Alexis, confiaría en recuperar a Messi, seguiría contando con el desequilibrio de Pedro y Neymar, y vendería a Tello. Necesitamos un delantero con gol, acierto, puntería, buena suerte… Demasiadas cosas. Por lo que buscaría a un chaval joven con ganas de despuntar en un equipo grande tipo Griezmann. O recuperamos a Deulofeu, la mejor opción.

Hoy es 19/05/2014. Empieza la cuenta atrás… ¡Bienvenido Luis Enrique!

 

¿Por qué el Barça no merece esta Liga?

Imagen

Todos sabemos que ganar la Liga es la recompensa al esfuerzo de toda la temporada. Si el FC Barcelona sigue en la lucha por el título es porque, aunque haya fallado, el Real Madrid y el Atlético también lo ha hecho. Entonces, ¿por qué es justo vencedor el Atlético y el Barça (líder durante 23 jornadas) no?

Los dos equipos han luchado, ganado y peleado por estar donde están. Pero insisto, los dos han fallado. Y el Tata no es el único que lo ha hecho. En el Barcelona ha habido toda una serie de problemas que se han sumado a los institucionales y a las desgracias varias:

– Falta de liderazgo total y absoluta por parte de los capitanes, el entrenador y el presidente.

– Falta de soluciones tácticas que rematen partidos (algo que Tito sí encontraba).

– Falta de amor propio, orgullo y pelotas (hablando claro).

– Falta de superioridad de un equipo plagado de cracks frente a rivales a priori más débiles.

– Falta de esfuerzo físico, preparación en los entrenamientos (o no, pero eso parece: no los vemos entrenar…), análisis de los rivales…

– Falta de cambios rápidos y fijos en el equipo haciendo que todos los jugadores se sientan importantes.

– Falta de planificación, básicamente.

Aún y pese a todo, ¿por qué el Barça no merece esta Liga? ¿Porque el Cholo cae mejor? ¿Porque los jugadores se han esforzado más? ¿Porque pueden conseguir un doblete histórico? Sí, pero no estoy de acuerdo. Los dos equipos lo merecen por igual. Habrá que esperar al sábado…

 

Entrevista a Joan Lacueva, el hombre que pagó las primeras vacunas de Messi, en octubre de 2011

Una vez más, gracias al periodista escocés Graham Hunter y a su libro “Barça, The Making Of The Greatest Team in the World”, tuve la suerte de conocer a uno de los hombres que ha marcado el pasado, presente y futuro del FC Barcelona: Joan Lacueva.

– Usted le pagó las primeras vacunas a Leo Messi en Barcelona…

Bueno, vayamos por partes. En ese momento yo era el director general del fútbol base a nivel administrativo, no deportivo. Había un jugador que estaba en Barcelona en periodo de pruebas, era Leo Messi, llegó a través de la oficina del señor Minguella que vino y me dijo: “me tienes que desencallar un tema. Hay un chico que es muy importante para mí, que me gusta mucho, es un futuro jugador del primer equipo y deberíamos averiguar porqué no avanzamos, porqué no contentamos al padre, y a ver si lo tiramos adelante”.

Hablé con el encargado deportivo del fútbol base y le dije: “hay un jugador que estamos probando y necesito toda la información para saber si tengo que forzar o no”. Hablé con los entrenadores de fútbol base, que seguían los entrenamientos diarios, y como todos los informes fueron increíbles, insistí mucho en el fichaje del jugador.

Mientras tanto, ante la insistencia del padre, se reunieron el argentino que había traído a Messi con Carles Rexach, director técnico, y en el club de tennis se firmó la famosa servilleta en la que Rexach se comprometía al fichaje. Como no era un contrato legal, aquella misma tarde el padre de Leo vino a las oficinas a hablar conmigo porque yo era la persona que lo tenía que hacer efectivo. Y como en aquél momento no tenía ninguna posibilidad de hacer un documento oficial porque debía pasar por Junta Directiva, se me ocurrió pasar la servilleta a un papel oficial del club, y hacerle un contrato que firmaba yo solo con las condiciones pactadas.

A partir de ahí ya pasó por junta: unos lo veían bien y otros mal porque era un niño de 12 años, muy bajito, y pensaban que era un jugador de fútbol sala. Al ser un futbolista que de entrada costaba más dinero que cualquier otro, hubo una cierta discusión y una reprobación a mis actos, diciendo que no tenía autorización a realizar ningún contrato, cosa que era cierta. Y fue en aquella junta cuando se decidió que se iniciaban los trámites oficiales para ficharlo.

Entre tanto, Messi recibía un tratamiento hormonal desde Argentina que se quedó medio interrumpido, y hablé con el equipo médico del Barcelona, con el señor Josep Borrell que estaba al frente, le expliqué que Leo necesitaba el tratamiento y me dijo que lo iniciaríamos cuanto antes. El problema fue que alguien tenía que hacer la primera inversión porque en aquél momento creo que había pesetas y pagué unas 152.000 pesetas por la primera caja de inyecciones, no por ánimo altruista, sino porque en el Barça no había ningún sitio contable donde cargar ese gasto porque el jugador aún no tenía contrato –hasta que se regularizó la situación, entonces recuperé mi dinero y Messi siguió jugando con el equipo-.

– ¿Siguió de cerca la progresión de Leo?

Sí, cada vez que me acercaba al campo me interesaba por lo que hacía Messi, si jugaba bien o mal… Lo vi el primer día en el entrenamiento y pensé que podía ser jugador del primer equipo, aunque no podía definir si era muy bueno, bueno o regular, pero al venir de Argentina, entre los viajes de los padres, que había que buscarle un trabajo al padre, la Masia, los hermanos… Era un costo en aquel momento muy grande para un jugador de 12 años. Simplemente hice mi trabajo porque me pagaban por ello.

– ¿Cómo ve al Messi actual?

Tiene 24 años y va a dar para muchos más tanto en el aspecto físico, como mediático, como sociológico; estoy convencido de que se va a hacer una película sobre Messi porque hay tema humano que contar, por su forma de ser… Es sensacional.

– ¿Qué aprendió Messi en la Masia?

Leo era un gran jugador individual pero lo hicieron jugador de equipo. Decían “¡Ya verás cuando se encuentre con jugadores en el infantil A de 180 centímetros!”. Y cada tres-cuatro partidos tenían que subirle de categoría. Llegó de un equipo que conducía el balón en cinco, seis o siete toques, y le enseñaron a jugar en equipo. Aprendió esa mecanización y ahora ves que hace paredes con Iniesta, con Cesc… Por sí solo es un gran jugador pero si lo pones en el Hospitalet, sigue siendo un gran jugador, pero el Hospitalet pierde.

– ¿Cómo es Leo Messi?

Es tímido, introvertido… Estuve muchas veces en el hotel en el que estuvo alojado con la familia y claro, tenía 12 años, y tenía como miedo, estuvo 15 días con unas ganas locas de irse a Argentina. La ventaja fue que, como tiene tan buen talante, sus compañeros enseguida le animaron y al final le decías: “vámonos a Argentina” y no cogía ni el metro para que no le engañaras.

Es tal el cariño que Messi tiene al FC Barcelona y sobre todo a la ciudad en el sentido de vivir aquí, que es imposible ahora mismo que se vaya. El dinero le da igual; hay jugadores muy peseteros, mercenarios, y Messi no lo es. Cobra lo que tiene que cobrar porque sino sería tonto y porque es el mejor jugador del mundo, pero no antepone el dinero a su situación, seguro. Así como Eto’o se va a un equipo que está en la quinta Rusia pero que por dinero le da igual, Messi no se iría a un equipo que no estuviera en Champions ni loco.

– ¿Alguna vez imaginó que se convertiría en el mejor jugador del mundo?

No imaginé nunca que se convertiría en el mejor jugador del mundo como lo es ahora, sería fatuo decirlo. Sabía y estaba convencido de que fichábamos a un jugador para el primer equipo y que además lo podíamos nacionalizar por su edad para que no ocupara plaza de extranjero, pero en ningún momento pensé en que se convertiría en el futbolista que es, porque cada vez va a más. En aquel momento hacía cosas sorprendentes, teniendo siempre en cuenta la limitación de edad, pero entre los 12 y los 18 años pueden pasar muchas cosas, un chaval puede convertirse en un joven que se enfada si no juega, que tiene mal humor…

– También intervino en el fichaje de Iniesta…

Más bien en su renovación. A Iniesta le ficharon en un torneo Brunete, le querían también en Madrid pero vino aquí, y si Messi es introvertido, Andrés Iniesta le sigue la zaga… Se encontraba muy mal aquí, tenían que venir sus padres y el no quería vivir en la Masia, quería vivir con sus padres. Su padre tenía una pequeña constructora en Fuentealbilla y se le planteó que tenían que venir aquí. Eso tenía un coste muy elevado por todos los trámites que teníamos que hacer para su renovación.

Pero sabía que no le podíamos dejar escapar, que sería un jugador importantísimo, así que fui a las oficinas del presidente Gaspart y le dije: “Hemos de fichar a este chico porque creo que se lo merece y porque sin su padre se irá”. Y efectivamente, el presidente estuvo muy oportuno; me dijo que intentara rebajar algo y así le renovamos.

– ¿Qué le parece el nuevo edificio de la Masia?

El edificio nuevo… Me gusta la utilidad que va a tener pero a nivel publicitario, de leds, la parte tecnológica… No me acaba de gustar. Me hubiera gustado más que hubieran hecho alguna reproducción por fuera de lo que era la Masia pero imagino que había cuestiones económicas que lo han impedido. Lo importante es que hay camas, salas de estudio, de ocio… Los niños se van a encontrar allí muy bien y además está en un sitio alejado del mundanal ruido porque más de uno se ha escapado de la Masia… Antes estaba todo alrededor y ahora allí no hay nada, así que no creo que se escapen.

– ¿Es el sistema de formación de jugadores del Barça el mejor que existe?

Para mí es el sistema bueno, de primer nivel. Estos chavales son hijos del Barça, están muy bien cuidados, van a clase, cada uno tiene un tutor personal, les miran las notas, les castigan… Y además aprenden a jugar a fútbol, es perfecto. Es muy importante la formación personal del jugador porque no se dan cuenta de que a los 30 y pocos años se quedarán sin trabajo y hasta los 70 les quedan muchos años… Aunque ganen mucho dinero, no guardan, tienen otro tren de vida… Por mayores que les queramos hacer tienen alrededor de 20 años.